jueves, 13 de octubre de 2016

Recetas chilenas: ceviche de champiñones, pastel de choclo y panqueques con manjar.

¿Conocéis la comida chilena? Porque yo, antes de vivir en Hong Kong, no había probado nada de Chile. 

Es más, lo poco que conocía de Chile, además de las noticias que llegaban de allí, era por los libros de Isabel Allende, así que imaginaba que todos los chilenos eran como los personajes de sus novelas. Bueno, y como Iván Zamorano, que en casa siempre hemos sido muy madridistas, así que esperaba que todos fueran copias de él. 

Pero dejad que os hable un poco de como son los chilenos que he conocido en Hong Kong. No sé si es que todos son así, o nosotros hemos tenido mucha suerte, pero si hay algo que los defina, es "unión". Nunca vas a conocer un chileno solo, no. Siempre van en grupo, y siempre dan la bienvenida como si se conocieran de toda la vida a los chilenos que llegan. De hecho, cuando llegué a Hong Kong, pensaba que eran muchísimos más chilenos allí, pero ahora mismo son unos doscientos, contando a los niños. 
Imaginad como son, que el mismo Cónsul de Chile conoce a todos, los invita a casa, y cuando nace un nuevo chilenito o chilenita, publica la foto en la cuenta del consulado de facebook para darle la bienvenida. 

En fin, nada que ver con lo que yo he visto en el Consulado de España, aunque claro, las comparaciones son odiosas. 

Las chilenas me recuerdan a las chicas de la academia Beauxbatons de Harry Potter. Todas guapas, elegantes y que van a una. Y a todas se les da de maravilla cocinar y hacer manualidades. En fin, que me dan ganas de andar con ellas y pegar el suspirito de la película.



En estos diez años, he tenido la suerte de compartir mucho tiempo con los chilenos. Y cuando estás con chilenos, no vas a una barbacoa, vas a un asado. No entiendes algo, lo cachais. Las cosas no son aburridas, son fomes. No sales de fiesta, sales a carretear. Ya no haces las cosas rápido, las haces al tiro. Algo no mola, es bacán. La raja lo utilizan para todo, pero claro, nunca acabé de aprenderme los matices. Y todo lo acabas con po. Y bebes pisco...mucho pisco. Y hay mucho hueón...

Pero sobre todo, te reúnes. Te reúnes para todo. Cualquier excusa es buena...montarse unas tardes de abuelitas para hacer manualidades, un vino, un asado para celebrar que hace bueno, un asado para celebrar que está nublado, un asado porque parece que esta semana va a hacer malo y a lo mejor no se puede hacer un asado la semana que viene...las casas de los chilenos son mágicas. Se expanden y cabe todo el mundo. 

Y en una de estas, antes de irme, montaron una comida (bueno, almuerzo) para comer comida chilena y que lo pudiera publicar en el blog. Y tendríais que haber visto como se organizaron. Eran tres, y parecían un ejército. ¡Menuda preparación! ¡Qué organización! Todas se movían perfectamente coordinadas, como las chicas de la academia Beauxbatons, no exagero nada. 

Chicas, me hubiera encantado poner las recetas antes, pero con la mudanza ha sido imposible. Pero hoy viendo las fotos me estaba relamiendo.

Aquí os pongo es menú. Merece la pena conocer la gastronomía chilena...¡y sus vinos!



Ceviche de champiñones
Champiñones
Pimientos rojos o verdes
Cebollín 
Cilantro
Jugo de 1 o 2 limones
Tomate (opcional)
Aceite de oliva
Sal


Se lavan los champiñones y se cortan en rodajas muy finas. Cortas pimiento rojo o verde, en cuadraditos muy pequeños, cebollín, y cilantro. Exprime el zumo de dos limones. 

Mezcla todo en un bol, añade aceite de oliva y sal, y deja enfriar en la nevera media hora antes de servir. 

Se puede servir con una rodaja de pan, como tapa, y puedo asegurar que es totalmente adictivo. 




Pastel de choclo
2 huevos duros
aceitunas
pasas
pechuga a la plancha cortada en tiras gruesas
sal

Pino (carne con cebolla)
2 cebollas picadas muy pequeñas
1/2 kg de carne picada
1 hoja de laurel
Sal
Pimienta
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de comino
1 cucharadita de pimentón


Pastelera de choclo (maíz) 
2 bolsas de maíz congelado, o bien 8 mazorcas de maíz
1 taza de leche
1 tarro de crema nestlé
4 hojas de albahaca
1 cucharada sopera de azúcar
1 cucharadita de sal




Preparación del pino
Es conveniente que se prepare el día anterior. Para ello, se sofríe la cebolla con el azúcar hasta que esté cristalina. Se agrega toda la carne y los aliños hasta que la carne este cocida. Se deja en la nevera hasta el día siguiente.

Preparación de pastelera de choclo
Tritura las dos bolsas de maíz con un robot de cocina. Agrega una taza de leche, 1 tarro de crema nestlé, 4 hojas de albahaca y una cucharada sopera de azúcar y una cucharadita de sal. 

Después de triturar todo esto, se cocina en una olla a fuego lento hasta que la pasta esté espesa. Remueve sin parar para que no se pegue a la olla. 

Cuando esté listo, se puede armar el pastel de choclo. Se puede poner en una fuente grande, o en cuencos de barro individuales.

Primero se pone una base de pino, encima una o dos tiras de pollo, más una cuarta parte del huevo cocido, aceitunas y pasas. Se cubre con la pastelera y se pone encima azúcar. Se hornea a 180º hasta que se dore.

De verdad que no exagero nada cuando digo que estaba delicioso. Es más, ni siquiera tengo foto del pastel montado, porque nos tiramos como locas a comer. ¡Eso sí, tengo foto del cuenco acabado!



Aquí un ejemplo del pastel de choclo montado.

Y después de todo ésto, como habíamos comido poco, prepararon una montaña de panqueques con manjar 


Panqueques con manjar

1 tarro de leche condensada (para hacer el manjar)
2 huevos
1 taza de harina
1 taza de leche
1 cucharadita de aceite





Para hacer el manjar, se pone en una olla el tarro de leche condensada, cubriéndole de agua, y dejando que hierva durante dos horas. Es importante que siempre esté cubierto de agua. Pasado este tiempo, se deja enfriar. 

Para los panqueques, se mezcla en una batidora los huevos y la leche, añadiendo cuando ya esté mezclado, la harina y el aceite. 
Se pone muy poco aceite en una sartén anti-adherente, y se echa una fina capa de la mezcla, dorándola por los dos lados. Se retira para enfriar, y una vez que esté frío, se rellena con manjar y se enrolla. 


Merece la pena hacer estas recetas, porque están riquísimas.

En fin, chicas, siento el retraso para publicar la receta. Os echo mucho de menos, en especial todas las reuniones que hacíamos, pero realmente veo estas fotos y pienso "Qué me quiten lo bailao"

Un besito



















lunes, 10 de octubre de 2016

Emigrante retornado: trámites antes de venir y al llegar.

Ya está decidido, después de X años te vuelves a España. Parece que nunca va a llegar ese momento, y sin darte cuenta ya han pasado X años desde que te fuiste. En nuestro caso 10, que se dice pronto.

Parece que nunca es buen momento para tomar la decisión. Siempre hay mil dudas. Siempre es un año más. "A ver si el año que viene está mejor la situación en España". "A ver si esperamos un año y así los niños afianzan el inglés". "A ver si...". 

No es fácil liarse la manta la cabeza y volverse. A veces es mejor que tomen la decisión por ti, porque así no hay mucho que pensarse, es simplemente una "echar para delante", pero te vuelvas de una manera o de otra, planifica y prepara de antemano lo que vas a necesitar a la vuelta en España. Toca hacer papeleos, y muchos. Y si encima vuelves en verano, como nosotros, te encuentras con las administraciones saturadas y con citas previas a dos y tres meses vista. Lo dicho. Paciencia. Mucha paciencia porque son trámites que tienes que hacer sí o sí. 


Aquí dejo un enlace de la  Guía de retorno

Un consejo, ante la duda sobre algo, siempre ir a la fuente. En estos temas, los blogs (me echo piedras sobre mi propio tejado, qué le vamos a hacer) y foros, son útiles para hacerte una idea general. Pero no hay que olvidarse que cada caso es diferente, y una ley se puede quedar obsoleta de un año para otro. 

Lo que yo he tenido que hacer en julio del 2016 volviendo de Hong Kong, a lo mejor no tendrá nada que ver con lo que tengas que hacer tú el año que viene volviendo de Canadá. 

Infórmate antes en fuentes oficiales, y pregunta y repregunta, porque lamentablemente, depende de la persona que te toque en ventanilla, te puede dar una información u otra. En el Sepe nos dieron una información equivocada, y al mes siguiente, al darse cuenta que se habían equivocado, lo admitieron y rectificaron, cobrando de manera retroactiva. El tema es que mi caso "tan raro", que no miraron la letra pequeña. Puede pasar, todos somos humanos y nos equivocamos. Y en su favor digo que agilizaron todo lo que pudieron y que estoy segura que si detrás mío va alguien con un caso parecido, todo será más fluido.




Trámites previos al retorno

Aviso previo en el Consulado
Con tiempo (si lo sabes con tiempo, claro está), notifica en el Consulado para cuando tienes tu salida prevista. Así te informarán de lo que necesitas para los siguientes trámites, ya que algunos tardan algunas semanas.

Especialmente, lo referente a los trámites aduaneros, si vuelves con tus enseres. Esto, se suele encargar la empresa contratada.


Baja consular
Necesitas la baja consular, entre otras cosas, para facilitarte ciertos trámites en relación con la entrada en aduanas de tus enseres. Así, estarás dado de baja en el CERA también, que es el censo de los españoles residentes en el extranjero, que te permite votar en las elecciones cuando no resides en España (Si tienes suerte, claro, porque nosotros viviendo diez años fuera, solo hemos conseguido votar una única vez debido al descontrol y trabas que hay para el voto en el extranjero),

Obtención de los documentos acreditativos de la actividad laboral
En nuestro caso, en Hong Kong no existe nada parecido a un documento de vida laboral, por lo que tuvimos que acreditarlo con contratos de trabajo y nóminas.
El instituto donde yo trabajaba, me hizo un documento oficial donde acreditaba el tiempo que había trabajado allí, por lo que fue suficiente.

Esto es un requisito para que te den la prestación por desempleo de nivel contributivo, siempre que reúnas los demás requisitos.

Régimen de franquicias para la importación de mobiliario y efectos personales por traslado de residencia
Si vuelves con empresa de mudanza (desde luego, si vas con más de dos maletas, la necesitan) se encargan ellos de tramitar todo.


Ten en cuenta, que al llegar a España hay trámites que vas a tener que hacer sí o sí. Por eso, es mejor que pidas las citas previas que puedas antes de llegar. En nuestro caso, como nos faltaban unos papeles del Consulado que nos mandaron a España por correo, no nos atrevimos a hacerlo por si no acertábamos con los tiempos.

Trámites posteriores al retorno
DNI 
Si tienes más de 14 años, es tu obligación tener DNI, y en caso del emigrante retornado, tenerlo en regla (lo renové un viaje después de tenerlo caducado 5 años. Claro, lo que pasa siempre, vienes pocos días una vez al año y siempre surgen mil cosas para hacer antes que renovarte el dni).
En cuanto tuvimos nueva dirección, tuvimos que ir a cambiar los datos del dni.

DNI

Empadronamiento
En cuanto tengas un domicilio, debes  empadronarte.
Mi consejo es que hasta que tengas un domicilio definitivo (no siempre volvemos con casa), te empadrones en casa de algún familiar o donde residas temporalmente, para así no demorar más otros trámites importantes que hay que hacer.

En este caso, al menos en Alicante, no hay cita previa, por lo que tienes que ir antes de que abran para coger número. No sé si era por ser verano, pero tuvimos que intentarlo dos veces, ya que daban un número limitado al día, y se agotaban rápido. Era bastante caótico.

Certificado de emigrante retornado
La tramitación se hace en el Área o Dependencia de Trabajo e Inmigración de la Delegación o Subdelegación del Gobierno de tu provincia.

Este documento, acredita la condición de emigrante retornado, la fecha de la última salida de España, la fecha del retorno, el tiempo que se ha trabajado en el país extranjero, el tiempo que se ha cotizado, así como que el trabajador no tiene prestación por desempleo en dicho país.

          Documentación que necesitas
          -DNI en vigor.
          -Baja consular.
          -Pasaporte.
          -Billetes de avión, de tu salida del país donde vivías y con entrada a España.
          -Actividad laboral (documentos compulsados por el Consulado)
     -Declaración jurada de que careces de derecho a prestación por desempleo en el país de emigración.


Este certificado es básico, a la hora de solicitar cualquier tipo de ayuda económica por ser emigrante retornado:

  • Subsidio para emigrantes retornados.
  • Renta activa de inserción para emigrantes retornados.
  • Subsidio por desempleo para emigrantes retornados mayores de 55 años.
  • Prestación por desempleo del emigrante retornado que cotizó en España antes de emigrar.
  • Ayudas extraordinarias para retornados.
Pero de todas estas ayudas y requisitos, hablaré más ampliamente en otro post. 

Sé que ha sido un post un poco espeso, pero creo que con información útil, si estás pensando en volverte.




viernes, 16 de septiembre de 2016

Tontería del viernes

No puedo evitar colgar esto aquí. Me lo han mandado esta mañana y he empezado el día con unas buenas risas. Desde luego hay gente con mucha imaginación y buen humor.

Queda inagurada la sección "Tontería del viernes"


martes, 13 de septiembre de 2016

Irse no es fácil

Irse no es fácil. Hala...ya está...ya lo he dicho. 
Y mira que después de diez años viviendo en Hong Kong, diez años de conocer gente, y diez años de decirles adiós, me consideraba una experta en despedidas. Pero claro, no es lo mismo ver lo toros desde la barrera, que ser tú el que torea. 

Hace meses que no escribo en el blog. Dejé de hacerlo cuando nos enteramos que nos volvíamos a España. Quise vivir el tiempo que me quedaba allí lo más intensamente posible, y por eso dejé el blog a un lado. Haciendo notas mentales sobre lo que me gustaría escribir más adelante, sobre lo que se me estaba haciendo más difícil...y conociéndome, no escribiré ni la mitad de la mitad de eso. 

Mirando atrás, no me canso de decir la suerte que hemos tenido por esta experiencia. Estar tanto tiempo en un país que no es el tuyo, conocer no solo esa cultura, si no varias de las muchas que conviven allí, tener que soltarte con otro idioma (Qué remedio), reinventarte laboralmente para hacerte un hueco allí, viajar, pero por encima de todo, crearte una nueva red allí. 

Porque cuando te vas, tu familia, tus amigos de toda la vida, tus compañeros de trabajo, de colegio, tus vecinos...todos ellos quedan atrás. No te acompañan. De repente te ves solo en un lugar de caras extrañas. Y encima, si caes en un país como Hong Kong, un lugar donde la gente parece autómatas andando por la calle, siempre con prisa, siempre con estrés, donde nadie saluda en el ascensor, donde la misma persona que le has sujetado la puerta para entrar en el edificio, te la ha cerrado en tus mismas narices en el ascensor, donde te empujan en la calle si te medio despistas un poco...eso es Hong Kong, pero por suerte, es eso y muchas más cosas. 






Llega un momento, que no sabes cómo, te haces un hueco allí, y te vas haciendo un grupo de amigos, que lo son todo...amigos y familia, porque cuando estás fuera, todos esos lazos se intensifican y se hacen más fuertes. No solo porque están en tu día a día, ni en los cafés en la plaza, o porque te escapas como buena malamadre a tomarte una o varias margaritas en happy hour. Para todo eso, al fin y al cabo, te sirve cualquiera. Sabes que una amiga de allí ha pasado a ser familia, porque cuando das a luz están contigo en cada momento, dándote el respiro que tanto necesitas y no tienes, porque allí estás sola. Porque cuando te han escayolado una pierna y a tu marido le están operando (sí, parece de chiste) están con tus hijos para que ellos no se enteren de nada. Porque si estás muerta de miedo aunque no lo digas, por unos resultado médicos, te acompañan a la consulta y se quedan estoicamente esperando horas, cual madre de la Pantoja. Porque si además de estar sola entre semana, tu marido tiene que trabajar el fin de semana, te incluyen en sus planes familiares.Porque cuando tienes que despedir a algunos de estos amigos, sientes que te rompes por dentro. Porque eso pasa cuando eres expatriada y haces amigos...que en realidad son familia. 

Nosotros hemos tenido mucha, mucha suerte. Hemos hecho amigos, que aunque seamos de diferentes partes del mundo, y aunque no sepamos cuando nos podamos volver a ver en persona, vamos a seguir siendo familia. Pero ha sido muy duro el decirles adiós, el dejar de estar, y el que ellos estén en tu día a día. 

No hablo de la despedida. Jo, que bien me lo pasé. La única pega que con tanta gente no le puedes dedicar a todo el mundo el tiempo que quieres. Pero fue genial reunir a casi todos, sin olvidarme de los que ya se fueron y que fueron y siguen siendo tan importantes. Me sentí súper mimada mis dos últimos meses allí. Tengo la clase de amigas que por hacerme feliz, son capaces de salir por Central con pelucas de colores, o cocinar platos típicos para que los meta en el blog, o, no hacer un jersey de crochet a un árbol como quería yo, si no a una maceta. O liarlas para limpiar y pelar kilos de ceras de colores,para recaudar fondos para un hospital.  Tengo la clase de amigas que admiro, por lo valientes que son para empezar una nueva vida tan lejos de casa. Tengo la clase de amigas que me hacen reír a carcajadas cada vez que nos vemos, y al mismo tiempo, la clase de amigas que siempre me han dado un abrazo cuando lo he necesitado. 

La despedida fue emotiva. Pero el ver por última vez a cada persona...el saber que ese café, esa recogida en el colegio, ese cumpleaños adelantado iba a ser el último...eso sí que fue duro. 

Toda despedida tiene un lado agridulce. Ha habido personas que he echado de menos, incluso antes de irme. Que he sentido que no han estado conmigo esos últimos momentos como yo hubiera estado con ellas. Pero imagino que viviendo en Hong Kong, y en especial, si vas a estar mucho tiempo, te tienes que poner una coraza cuando te quedas, porque no te puedes derrumbar cada vez que alguien se va. Eso lo entiendo. Me duele, pero lo entiendo.

Ahora empieza un nuevo capítulo, de readaptación a nuestra vida,que de eso ya hablaré más adelante.

viernes, 27 de mayo de 2016

Receta de arepas venezolanas con relleno de Reina Pepiada y Perico

Hace ya unas semanas, una amiga venezolana nos enseñó a cocinar arepas y nos invitó a almorzar (sin duda, lo mejor de publicar recetas en el blog).

Era la primera vez que probaba las arepas, y me encantaron. 



Ingredientes para arepas
2 tazas de harina p.a.n
2 tazas y media de agua
sal





En España se consigue la harina P.A.N en Carrefour.


Se remueven los ingredientes hasta conseguir una masa suave. No tiene que pegarse a la mano, para saber que está lista. Se le da forma con las manos, un poco gordita, ya que si no luego no la podrás rellenar. Se pone en una sartén muy caliente, dorándola por los dos lados. Se come, partida por la mitad, con el relleno que quieras. 



Ingredientes relleno Reina Pepiada
1 pollo mechado
1 cebolla
3 aguacates
1 limón
2 cucharadas de mayonesa 
Sal
Pimienta
Cilantro
Un poco de mostaza



Se hierve el pollo con las verduras que quieras, para poder aprovechar el caldo para una sopa. Cuando esté blando, lo sacas, lo desmenuzas y reservas con un poco de caldo. 

Se pica muy fino la cebolla, un puñado de cilantro. Aplasta con el tenedor los tres aguacates, y mézclalo junto con la cebolla, el cinlantro, el zumo de limón, la mayonesa y la mostaza. Cuando sea una masa uniforme, se le añade el pollo mechado, removiéndolo bien. Por último, sal y pimienta al gusto. 


¿Y por qué el nombre de Reina Pepiada?
Porque este relleno, se creó como homenaje a la venezolana Susana Dujim, que en 1955 ganó el concurso de Miss Mundo. En aquel entonces, a las mujeres con muchas curvas se les conocía como "pepiadas".


Ingredientes relleno perico
1 tomate
1 cebolla
3 huevos
Sal 
Pimienta

Se pica la cebolla y el tomate, quitando las semillas, en cuadraditos. Sofreír la cebolla hasta que esté transparente. Se le añade el tomate, removiendo, y se añaden los huevos hasta que quede como un revuelto. 



Gracias a la anfitriona, por enseñarnos y por una tarde tan buena. Porque si en Venezuela está la Reina Pepiada, en Hong Kong, también tenemos de Venezuela a la Reina de las selfies.



viernes, 22 de abril de 2016

Serie "El yayo y Pepe" de la editorial Takatuka



Hay libros con los que se tiene un flechazo, nada más verlos. Libros que te dan una alegría, cuando te enteras que en realidad son una serie. Son personajes de los que te enamoras.

Esto nos ha pasado en casa con "El yayo y Pepe", de la editorial Takatuka. Son unos libros preciosos que tratan sobre la relación "abuelo-nieto", pero desde el punto de un niño.

Pepe es un niño que vive con su abuelo en casa, y tienen una relación muy especial. Pasan mucho tiempo juntos, así que a Pepe le encanta hacer rabiar a su abuelo. Claro, Pepe es más ágil y más rápido que él, pero Pepe no cuenta con el dicho tan popular de "Más sabe el diablo por viejo que por diablo"...¿Conseguirá Pepe salirse con la suya?




Las ilustraciones son muy llamativas. Trazos muy sencillos. Tanto el yayo como Pepe tienen unos gestos muy exagerados, que los hacen aún muy divertidos.


En el libro "Cuando el yayo era peque", el yayo le trata de explicar a Pepe, cuando eran las cosas cuando él era pequeño. Pero claro, Pepe se lo imagina muy diferente a como se lo cuenta el yayo.
Ese contraste que te muestra el libro, entre lo que el yayo quiere decir, y lo que Pepe realmente se
imagina, es muy divertido.




En "El yayo es...el yayo", que es el primer libro de la colección, Pepe nos habla de su yayo. Dice que es un poco raro, y al final encuentra tantas similitudes con él mismo, que llega a la conclusión de que el yayo también es un bebé.
Una de las ilustraciones del final, donde la madre de Pepe está viendo con nostalgia un álbum del yayo cuando era joven, y al mismo tiempo dice "El yayo es un buen yayo", transmite muchísima
ternura.




¿Qué es lo que hace tan atractivos estos libros?

 Las historias son muy cercanas a los niños, y luego nos sirve para hablar con ellos sobre como son sus yayos, a qué juegan con ellos.

Los textos, son frases muy cortas escritas es mayúsculas, fáciles de leer cuando el niño está empezando a leer solo. El texto es así, ya que la historia está contada desde el punto de vista de Pepe, con lo cual, está escrita como hablaría un niño, lo que es algo que me encanta.

Sé que no hay que juzgar un libro por su portada, pero en mi caso, nunca compro un libro para niños, si las ilustraciones no son igual de atractivas que la historia. Para mí, es igual de importante. A los niños les transmite tanta o más información lo que ven, como lo que les leemos. Y las ilustraciones de Lilli Messina, me llamaron la atención desde que las vi. Los gestos de las caras de los personajes, lo dicen todo.

Os pongo dos actividades que he creado para descargar, que se pueden hacer relacionadas con las historias. Una, un árbol genealógico, y una entrevista que le pueden hacer a los abuelos, sobre qué cosas habían o no cuando eran pequeños.

Espero que os gusten!